jueves, 6 de agosto de 2009

Tecnopato de apartamento

Honorato tenía ganas de irse de apartamento. Ya había viajado demasiado y había gastado mucho dinero, así que buscó un apartamento barato en el sur de la isla.

Le dió todas las indicaciones a Birria para que cuidara de la casa, que regara las plantas, que limpiara los muebles, etc., porque era evidente que Birria no le podía acompañar al apartamento.

B - ¿Por qué no puedo ir contigo, Honorato?

H - Porque voy a descansar, no a estar pendiente de nadie, así que cállate y sigue limpiando.

Honorato cogió el coche y se fue para el sur.

Una vez allí, todo era relax, sol, piscina, silencio... justo lo que Honorato estaba buscando.


Pasó horas muertas sin hacer nada y cuando ya no sabía qué hacer, se preguntó a si mismo: ¿y si monto una fiesta en el apartamento? Enseguida llamó a un par de amigos, compró alcohol y a las pocas horas ya estaba la fiesta montada. Eran por lo menos 15 personas y Honorato la armó definitivamente al probar el Ron Arehucas. Comenzó a agitarse compulsivamente y se convirtió en Tecnopato. La armada fue tan grande, que fueron expulsados de los apartamentos.

Otro sitio al que Honorato no podrá volver.